EL COMPROMISO DE IKEA PARA SEGUIR AVANZANDO EN LA IGUAL DE OPORTUNIDADES

Agenda 2030 Empresas RSC

Mejorar la vida de las personas es parte de la visión de IKEA y esto no solo pasa por crear un lugar de trabajo diverso e inclusivo, sino también por generar cambios que impacten positivamente en la sociedad española. Medidas pioneras como la ampliación del permiso de paternidad o la puesta en marcha del protocolo de violencia de género, son solo algunos ejemplos integrados en el II Plan de Igualdad de IKEA, cuyo objetivo es seguir avanzando en la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres.

La compañía sueca está firmemente comprometida en cuanto a la igualdad de oportunidades. Para ello, es fundamental que todas las personas que trabajan en la empresa sientan que tienen las mismas oportunidades, independientemente de si son hombres o mujeres. De hecho, la política de RRHH de IKEA está basada en el desarrollo de las personas, independientemente de su sexo.

La compañía apuesta por la diversidad en todos sus procesos, sin que la raza, sexo, edad o cualquier otra circunstancia personal determine un comportamiento distinto por parte de la empresa. Por ello, antes de formar parte de la empresa, quieren que los candidatos y candidatas sientan que serán parte de un lugar en el que serán valorados por su talento. Por eso, todas las personas responsables del área de reclutamiento se han formado en materia de igualdad de oportunidades.

Por supuesto, dentro de esa igualdad de oportunidades es fundamental que las personas que trabajen en esta y en cualquier compañía reciban el mismo salario por trabajos de igual valor, independientemente de si son hombres o mujeres. La brecha es algo que preocupa mucho a la compañía por lo que realizan cada año estudios de brecha salarial con el objetivo de detectar diferencias e incorporar medidas para mitigarlas.

Asimismo, la compañía garantiza la no discriminación en casos de maternidad, paternidad o riesgo por embarazo en relación al salario, incorporando a las personas de baja por maternidad y paternidad en los procesos de revisión salarial.

Otro de los puntos en el que trabaja IKEA es conseguir un balance 50/50 de hombres y mujeres en los diferentes departamentos de la compañía. Pero la verdadera igualdad de género no termina con un balance del 50/50. La ambición de la entidad es ir más allá, promoviendo la igualdad en todos los hogares, en toda la sociedad.

IKEA se enfoca en tener más mujeres en roles predominantemente masculinos, así como más hombres en roles predominantemente femeninos y para ello entre otras medidas el II Plan de igualdad establece que en los procesos de selección y en condiciones equivalentes de idoneidad, accederá al puesto la persona del sexo menos representado.

Actualmente en IKEA España el 59% de la plantilla está formada por mujeres, el 51% de las posiciones de managers los ocupan mujeres y el comité de dirección está integrado por 5 mujeres y 4 hombres.

En conclusión, la posibilidad de lograr una mayor igualdad reside en el seno de las empresas, que han de invertir en la mejora de sus políticas para garantizar un entorno laboral basado en la igualdad salarial, formativa y de oportunidades que permita ocupar cargos directivos a hombres y mujeres por igual y donde los criterios de selección sean justos.

La productividad de los trabajadores dentro de cualquier empresa, así como su compromiso con la misma, guarda una estrecha relación con la satisfacción del entorno en el que se encuentran. Fortalecer estos cimientos, es decir, a los empleados, es el reto principal para alcanzar esta igualdad de oportunidades.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *