SIMILITUDES Y DIFERENCIAS ENTRE RSC Y REPUTACIÓN CORPORATIVA

Agenda 2030 Empresas RSC

Frecuentemente hay mucha confusión entre Responsabilidad social corporativa (RSC) y reputación corporativa (RC) en referencia a sus similitudes y diferencias. Ambas guardan un estrecho vínculo, ya que la RSC en su contexto amplio de buen gobierno corporativo, gestión de los riesgos sociales y medioambientales, satisface las expectativas de los grupos de interés y contribuye a la generación de la RC. En este aspecto, si una empresa dedica parte de sus recursos a la acción social, esto puede contribuir a mejorar la forma en que es percibida por los públicos, es decir, en su reputación.

Sin embargo, es importante no confundir estos dos términos como la misma acción. La RSC es una actuación voluntaria por parte de la empresa, la cual se preocupa por la sociedad y por el medioambiente, mientras que la Reputación Corporativa tiene mucho que ver con la anticipación, la prevención de riesgos, la capacidad de fijar objetivos y poner el foco en asuntos que supongan una creación de valor tangible, así como el establecimiento de métodos de seguimiento y evaluación de resultados.

La principal diferencia entre los dos conceptos es que RSC depende de la empresa, mientras que la reputación depende de la opinión pública. La reputación depende de la percepción de los grupos de interés (stakeholders) con los que se relaciona y no puede ser controlada por la empresa, aunque sí gestionada.

En este aspecto, podemos decir que la RSC está en la organización, mientras que la Reputación está en los grupos de interés; la RSC es acción y la Reputación es percepción; la RSC tiene que ver con el ser de la empresa, mientras que la Reputación tiene que ver con su comunicación.

Las diferencias señaladas no suponen separar ambas cosas, la RSC será la base de la reputación de una empresa. Las empresas deben trabajar en dos frentes: por un lado, deben ser socialmente responsables y por otro, han de saber capitalizar sus buenas prácticas comunicándolas de forma adecuada y efectiva.

En conclusión, la obtención de una buena Reputación responde generalmente a una buena labor de comunicación, pero obviamente debe subyacer una buena gestión de RSC. La Reputación Corporativa se consigue mediante la coherencia entre los valores que la empresa comunica que ha adoptado, y su forma de comportarse en la realización de su actividad y frente a los grupos de interés.

Es por ello que la Responsabilidad Social Corporativa es más amplia ya que es esencial para construir una reputación sólida y al servicio de los objetivos empresariales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *